Síguenos en Facebook

Cómo mejorar la iluminación del hogar

Cómo mejorar la iluminación del hogar

El hogar debe ser el lugar más agradable para la propia familia y para los más apreciados visitantes. Si bien aspectos como el tipo de construcción, los detalles arquitectónicos, el mobiliario, la calefacción, entre otros, son esenciales para crear esas condiciones de bienestar que a todos nos gusta, hay también otra forma de crear atmósferas y espacios encantadores en casa a través de la iluminación y su relación con los tonos  de las estancias. Para ello basta un tanto de creatividad, unas cuantas lámparas, bombillas y una buena selección de colores al pintar la casa, que es algo que podrías ya tener a tu alcance para que eches a andar tu imaginación y tu buen gusto.

Claves para alcanzar la mejor iluminación y los mejores tonos en el hogar

Se trata de jugar con la luz, pero con base en las posibilidades que nos brinda la tecnología de hoy. No nos proponemos plantear grandes cambios ni en las estructuras, ni al mobiliario, ni tampoco en cuanto a los colores que hayas elegido para vuestro hogar. En todo caso, te planteamos potenciar los espacios, las formas y los tonos sacándole todo el provecho a las más variadas fuentes de iluminación. Te garantizamos que con pequeños cambios podrás lograr resultados fantásticos.

Son varios los aspectos que tendremos que considerar y unos pocos los criterios técnicos para mejorar al cien por ciento el aspecto y los ambientes de tu casa. Nosotros propondremos paso a paso esta singular transformación del hogar, pero serás tú quien decidirá  cuál de estos aportes y tics necesitas para esta obra apasionada de embellecer tu morada.

 

Regular la luz natural

Debemos empezar nuestro recorrido por la luz omnipresente durante el día, la cual puedes ajustar según tus preferencias para que en el día los espacios se hallen mayor o menormente iluminados.  Desde el empleo de elementos estructurales como celosías, tragaluces, ventanas, ventanales, vitrales, hasta el uso de persianas y otros elementos reguladores.

El tono, la intensidad elegida dependerá en todo momento de aspectos funcionales del hogar, pero también en relación a la decoración, el mobiliario y de los colores básicos de cada estancia. Pero este es sólo el primer paso. Un primer paso muy importante, pero no bastará con ello.

 

Precisar la luz funcional

Todo lugar en casa tendrá siempre una luz general, sea de origen natural o artificial, que en la mayor parte de los casos, tendrá de forma cenital, es decir desde lo alto, o desde algún amplio ventanal, abarcará todo el espacio revelando cuanto hay en él.  Este tipo de luz es fundamental para fijar los tonos y atmósferas básicos de cada sala de una vivienda.

No obstante, en el hogar requerimos también fuentes de luz más precisas, casi siempre de origen artificial, que son funcionales, es decir, que sirven a fines precisos, de actividades que se realizan en el hogar, como por ejemplo, preparar alimentos en la cocina, leer, usar un ordenador, tareas de reparación de un taller, las cuales deben ser adecuadas a cada necesidad.

Este tipo de luces funcionales no tendrán, por lo general, un fin ambiental como si lo tendrán otros tipos de luz.  Pero en todo caso podrán aportar elegancia por la forma de sus lámparas, y quizás prefieras las bombillas Led que generan menos calor e iluminan bastante bien. Las luces dirigidas pueden ser muy útiles en el sofá de lectura o en la mesa de dibujo o del ordenador, la peinadora,  iluminando pequeñas áreas para una actividad específica.

Se sugiere para las salas sanitarias iluminar desde el techo y  con focos alrededor de los espejos, para que uses unos u otros al iniciar el día o cuando retornes a casa.  Si tienes el privilegio de un jacuzzi o de una tina, los reguladores de intensidad podrán generar una atmósfera súper relajante.

En la cocina pueden usarse luces sobre las encimeras y fluorescentes para desempeñar los trabajos con seguridad, así como rieles de luz integrada y focos en las estanterías y bajo los armarios. En áreas de taller también se precisan luces generales, dirigidas y funcionales para aumentar la visibilidad y por tanto la seguridad. Los apliques desde el fondo van muy bien para suavizar la intensidad lumínica de los televisores y aumentar su valor decorativo.

 

Crear la luz ambiental

La luz ambiental es aquella que nos permitirá entrar en la magia de los detalles, es decir, crear dentro de una estancia micro espacios encantadores dignos de encender la imaginación. Pueden ser desde una sencillas velas con fuego natural, la parpadeante llama de un hogar, o lámparas y apliques que resaltarán aquellos pequeños lugares de la casa, decorados, objetos, que desees destacar u ocultar.

 

Combinar la luz y los tonos

Los diferentes tipos de luz antes expuestas (naturales, generales, funcionales, ambientales) siempre van a entrar en relación armónica o no con los tonos, los colores de los objetos y de las paredes, el techo y el piso de las habitaciones, así como del color de las ventanas y puertas.  Deseas intensificar esos colores o acaso más bien domesticarlos con menos luz. Ese es el tipo de creativas opciones que tendrás que tomar.

Entonces esto quiere decir que dependiendo de las selecciones previas que hayas hecho, del color y forma del mobiliario, del decorado, de las paredes… es justo en este momento donde deberás tomar decisiones en cuanto a cambios del color, ubicación de objetos, pues en adelante, se tratará de conjugar la iluminación con el tono natural de éstos.

 

La magia de las lámparas

Descubrirás que las lámparas no sólo pueden ser mágicas en los cuentos fantásticos de Las mil y una noches que contaba la bella Scherezade, sino que tú también podrás invocar la magia de la belleza y el misterio con las formas artesanales o vanguardísticas de éstas, y con el tono de iluminación con que transformarás el entorno.

Las lámparas de pie o colgantes de techo, de aplique o empotradas son las idóneas para crear determinados ambientes de reposo o de goce, tales como una sala de estar, una sala comedor, una sala de cine o juegos, o en los dormitorios, pues posee la magia de la luz ambiental que crea atmósferas acogedoras que propician la ternura, el relax, la diversión, la concentración, la intimidad.

 

La fantasía de los dimmers

Así como en el transcurso de las estaciones la luz cambia de tono, así como en el devenir del día la luz aclara u oscurece, podrás cristalizar efectos cambiantes con sólo emplear dimmers, o reguladores de intensidad luminosa, que poseen la virtud de aumentar o disminuir la cantidad de luz de las fuentes, aclarar u oscurecer, es decir, crear una atmósfera, como por ejemplo, para una cena con amigos, una cena romántica, o simplemente para dormir. En la mesita de noche va muy bien un regulador de éstos.

 

Resalta la decoración

Muchas veces tienes en casa objetos de arte, de bricolaje, muy preciados para ti, que pudieran pasar un poco desapercibidos, no tanto por el lugar donde están, sino porque carecen de una fuente de luz destinada a resaltarlos. Son muy buenas para esto las bombillas Led, pues no dañan las superficies coloridas de estos objetos estéticos. Esculturas, artesanías exóticas, vajillas, cuadros, cristalería, podrían ser algunos de los elementos con los que asombrarás a todos.

 

Claves para alcanzar la mejor iluminación y los mejores tonos en el hogar

Claves para alcanzar la mejor iluminación y los mejores tonos en el hogar

Otros detalles extras a tener en cuenta:

Confiamos en que valorarás todos estos consejos que te brindaremos para complementar la selección básica de tipos y fuentes de iluminación, con detalles muy valiosos que alimentarán tu imaginación y te enseñarán cómo algo tan sencillo como embellecer tu casa está relacionado con el universo, con las emociones y los sentimientos, con la espiritualidad y con la conservación de nuestro planeta.

 

Ahorro energético

Tenemos la opción de seleccionar las mejores bombillas Led de óptimo ahorro energético, con lo cual no sólo lograremos economizar gastos en cuanto al consumo eléctrico, sino que también contribuiremos con la conservación de la vida de nuestro planeta tierra al hacer un uso más consciente de la energía.  Igualmente es válido el uso de nuestra enorme fuente natural de luz como es el sol, durante el día, así como bombillas u otros artefactos recargables con energía de este origen estelar.

 

La armonía espiritual de los colores

Los colores se asocian a emociones humanas, a sentimientos, estados de ánimo e incluso al desarrollo de la espiritualidad humana. La serenidad del azul, la armonía del verde, con sus tonos pasteles, olivos e incluso más oscuros,  la sobriedad del gris, la vitalidad del naranja, la animosidad serena del salmón,  la alegría del amarillo, la pasión del rojo, la ternura del rosa, la intimidad espiritual y tranquilizante del lila, lo terrestre de los cálidos colores ocres.

Juega con el mobiliario

Ordena el mobiliario de tu casa a tu gusto según las entradas y tipos de iluminación buscando enaltecer sus formas, visibilizar o atenuar sus colores, disponiéndolos en forma individual o en forma de conjuntos. Crea espacios cómodos, agradables donde provoque permanecer tiempo indefinido.

 

Mantén limpios los focos

Una forma de lograr una iluminación pareja, constante, clara, se consigue obteniendo el máximo aprovechamiento de los focos, las bombillas, incluso  de los espejos si estos cumplen una función reflectante en algún ambiente. Es un mantenimiento periódico para librarlos de cualquier elemento extraño que genere opacidad y estorbe la proyección lumínica.

 

Disfruta de la atmósfera creada

Una vez que hayas creado cada atmósfera en cada estancia de tu casa, las unas más luminosas y alegres; las otras más recogidas y serenas; algunas llenas de energía o de paz, según la actividad a desempeñar y algunas otras, plenas de colorido y brillo infantil, o con el encanto de atmósferas de pasión y fantasías, pues prepárate para disfrutarlas una a una.

Como el objeto de todas estas transformaciones es crear unas condiciones más agradables para la convivencia en el hogar y para poder compartir con familiares, amigos y allegados, es también no menos importante gozar de compartir con ellos estos cálidos espacios de tu casa. Pregúntales cómo se sienten allí. Sigue creando atmósferas maravillosas para vivir.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest