Síguenos en Facebook

Elegir jamonero

Claves para elegir el mejor jamonero

Claves para elegir el mejor jamonero

Para poder degustar de un buen jamón Ibérico, un producto de referencia de nuestra tierra, es necesario seguir una serie de pasos para obtener todo su sabor, calidad y textura.

Si has comprado una pieza entera de jamón ibérico y quieres aprender a conservarla adecuadamente y a realizar un buen corte, a continuación te damos las claves para hacerlo.

Una vez tienes la pieza de jamón ibérico en casa, deberás tener un soporte para colocarlo de manera horizontal y con la pezuña hacia arriba. Estamos hablando del jamonero, una pieza imprescindible para todos aquellos que quieran disfrutar de un buen jamón.

Cuando vayamos a comprar el jamonero, tendremos que tener en cuenta los siguientes puntos:

El material

De ello dependerá la estabilidad del jamonero, es decir, que tenga el suficiente peso para que el jamón no se mueva mientras lo cortamos. Los materiales más comunes que encontramos en el mercado suelen ser madera y de acero inoxidable.
Los mejores son los de acero inoxidable o madera robusta como la de haya o nogal, ya que son más pesados y aguantan mejor la pieza de jamón.

La base

A mayor tamaño de la base, mayor estabilidad. Aunque también dependerá del tamaño de la pieza. Si es para el típico jamón de uso domestico, como una paletilla, no será necesario una base excesivamente grande. Aún así, los expertos recomiendan que sea una base que tenga mayor longitud que la pieza de jamón.

Sujeción

La sujeción dependerá en gran parte del pincho, apoyado el jamón por la parte de la babilla, y la pezuña. Ambas darán estabilidad a la pieza mientras la cortamos. Que el jamonero tenga al menos un pincho, es imprescindible.
En cuanto a la parte de la pezuña, pueden tener varios o un punto de sujeción, con una argolla abierta o cerrada. Aquí es importante que el jamón apoye bien su peso y por supuesto, si puede ser giratoria, mejor, ya que será más cómodo girar el jamón sin tener que sacarlo y volverlo a poner.

En resumen, lo más importante es que ambas sujeciones hagan que el jamón quede colocado de la forma más horizontal posible .

Por último, para conservar la pieza de jamón jugosa y con todos sus nutrientes, te recomendamos que tapes el corte que se encuentre en contacto con el aire con la propia corteza que hemos quitado, y después cubrirlo con un trapo de cocina.

No dudes en consultarnos si tienes cualquier duda, estaremos encantados de ayudarte.