Síguenos en Facebook

Las Barbacoas son para el verano

Tipos de barbacoas

Las Barbacoas son para el verano

Llega el verano y, con él, el tiempo ideal para hacer barbacoas con las que reunir a la familia y los amigos. Y es que, sin lugar a dudas, disponer de una terraza o un jardín en el que poder colocar una y disfrutar de los estupendos meses de más calor al aire libre es, hoy en día, todo un privilegio. Sin embargo, elegir el tipo más adecuado para cada caso no siempre es fácil. Por ello, queremos dedicar este artículo a hablar acerca de las diferencias existentes entre las barbacoas de carbón, las de gas y las de leña.

barbacoas

Las barbacoas de carbón son, en resumidas cuentas, las más tradicionales. De hecho, su uso está bastante extendido y, por norma general, siempre que pensamos en este tipo de utensilios se nos viene a la cabeza este tipo. En este sentido cabe destacar que cumplen el principal requisito de cualquier barbacoa pues permite la preparación de la carne o de cualquier otro alimento a través de la combustión de un material fósil como es el carbón, lo cual da a la comida un sabor muy característico.

El principal contra que presentan las barbacoas de carbón es que son bastante sucias y difíciles de limpiar pues, mientras se quema el combustible, se genera ollín, el cual se adhiere con fuerza a todo lo que toca. Llegados a este punto debemos decir que, habitualmente, las barbacoas de carbón pueden ser utilizadas con leña ya que su funcionamiento es idéntico y el gusto resultante de los alimentos es muy similar.

El sabor que tienen los alimentos preparados en una barbacoa de leña o de gas es espectacular aunque, como ya hemos comentado, tienen el problema de la suciedad que generan, el cual no existe en el caso de las barbacoas de gas. A este respecto hay que decir que la principal ventaja de estas es que permiten una extrema regulación de la temperatura, por lo que los alimentos se pueden preparar de forma mucho más cuidada y elaborada.

De hecho, las barbacoas de gas pueden ser programadas para que cocinen los alimentos ellas solas. Asimismo, son muy fáciles de limpiar ya que no generan ollín. Sin embargo, aquellos apasionados del sabor característico que el carbón y la leña dan a la carne, no se sentirán muy a gusto con ellas ya que no lo producen.

En definitiva, estas son las principales diferencias, con sus ventajas e inconvenientes, de las barbacoas de gas, leña y carbón. Ya solo te queda decantarte por el tipo que más te convenga, puedes ver nuestro catálogo de jardines para descubrir todas las ofertas que tenemos en barbacoas