Síguenos en Facebook

Persianas enrollables

Claves para su mantenimiento

Mantenimiento de las persianas enrollables

¿Cómo mantener tus persianas enrollables?

Mantener las persianas enrollables en excelente estado es de suma importancia, para que su estado se mantenga siempre en perfectas condiciones. En el caso de que las persianas sean motorizadas, un especialista experto en la materia deberá revisarla periódicamente

Las persianas enrollables otorgan un estilo cálido al hogar y además son de suma importancia para bloquear la entrada de luz y protege los vidrios de las inclemencias del tiempo. Por dicho motivo, tener sumo cuidado en su mantención, no solamente brindará aumentar la durabilidad de la misma, sino que además podrás lucir unas persianas impecables, como cuando las habías instalado por primera vez.
limpieza-de-persianas-enrollables
Las persianas, además, son utilizadas para proporcionar aislamiento térmico y acústico entre la habitación y el exterior. Asimismo, resulta mucho más seguro tener una cortina enrollable para recubrir tus ventanales.

En la actualidad y gracias al avance de la tecnología existen diferentes tipos de modelos para adaptarse fácilmente a los diferentes diseños de las casas en donde serán instaladas. Asimismo, se ha logrado reducir su tamaño para ser integrado a diversos sistemas de ventanas.

En este sentido, realizar la mantención de las mismas resulta ser sumamente beneficioso, ya que puede considerarse como una pequeña inversión. Pues, al mantener las persianas en condiciones te evita que tengas que cambiarlas de manera consecutiva.

Limpieza de las persianas enrollables

Otro de los puntos a tener en cuenta en el mantenimiento de las persianas será realizar una correcta higiene. Así, se evita que la persiana se manche y otorgue un estilo descuidado a la casa.

En el caso de que sea una persiana frágil, solamente con pasar un plumero para quitar el polvo será suficiente para poder mantenerlas limpias. Lo ideal es realizarlo de manera cotidiana, para que la suciedad no se acumule consecutivamente y luego, finalmente, no pueda quitarse fácilmente.

En el caso que la persiana sea de madera podrás limpiarla con un paño seco para quitar el polvo que se suele acumular. Una vez que has logrado quitarlo por completo, podrás pasarle cera para que luzca mucho más brillante y además esté protegida contra el agua de lluvia.