Síguenos en Facebook

Utilidades del Tupperware

Come y cuidate con tu Tupperware

Tupperware, la revolución saludable

La gran mayoría de revoluciones en la vida cotidiana no vienen precedidas de millonarias campañas de marketing por parte de gigantes multinacionales, no generan un antes y un después en nuestras vidas de un día para otro, ni nos hacen salir de casa con la cartera llena para dirigirnos a nuestro proveedor más cercano. La mayoría de las revoluciones, las que realmente perduran, se infiltran en nuestras vidas de un modo silencioso, casi de puntillas, y prácticamente sin que nos demos cuenta pasan a formar parte de nuestro día a día y cambian nuestros hábitos para siempre.

Un ejemplo de este tipo de cambios es aquella generada en origen bajo la marca Tupperware y ampliada posteriormente con un gran número de marcas del mismo producto. Si bien, puede parecer un poco grandilocuente llamar revolución al uso de unos envases de plástico que sirven para almacenar comida, pero pensémoslo bien: ha cambiado nuestra forma de comprar, de cocinar y de alimentarnos, con las alteraciones socioculturales que ello conlleva. Ahora podemos comprar y cocinar más cantidades de comida y conservarla fácilmente, transportarla y volver a calentarla. Esto nos ayuda a poder disfrutar de ¨la cocina de mamá” aunque estemos lejos de casa, o a mantener hábitos alimenticios saludables a pesar de que nos toque quedarnos a comer en la oficina.

Desde la creación en Estados Unidos hace ya más de 70 años por el químico Earl Silas Tupper de la clásica tartera de plástico con cierre hermético, la gran familia de los Tupper ha ido evolucionando en multitud de formas y tamaños, y adaptándose a las nuevas tecnologías. Desde los cierres a rosca, al uso de nuevos plásticos que permiten su uso en el microondas.

Actualmente se está viviendo un paso adelante en esta llamada revolución, puesto que se ha pasado del conservar y recalentar a directamente cocinar en el recipiente. La adaptación de siliconas que toleran el calor, y que se llevan usando décadas en la cocina industrial, permite ejecutar recetas con diferentes grados de complejidad en el Tupperware haciendo uso del horno o del microondas. Esto supone una gran ventaja, no sólo en términos de ahorro de dinero y recursos, también en la democratización de la gastronomía, pues ya no es necesario disponer de una gran cantidad de tiempo ni aprender complejas recetas.

Este nuevo paso DIY (Do It Yourself, como dirían los angloparlantes, o Hazlo Tú Mismo) ha trasladado el consumo de alimentos frescos y recién cocinados directamente a los comedores de las oficinas, a los pisos de estudiantes y otros muchos rincones donde antes imperaba la comida basura o los platos precocinados de nevera de ultramarinos. También ha fomentado el uso del vapor cómo método de cocción, sustituyendo a las frituras de aceite, un procedimiento por otro lado mucho más insalubre.

Y así es como, poco a poco, un producto se ha ido infiltrando en nuestras vidas, modificando nuestras costumbres y aportándonos rutinas beneficiosas y sanas. Se podría decir que es una revolución saludable.

Conoce nuestra amplia gama de Tuppers en la sección de menaje del hogar